#UnaSolaFuerza | Niñez en peligro

Plan International, organización de desarrollo y ayuda humanitaria que trabaja por la promoción de los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas, hace un llamado a la acción para proteger a los más de 300 mil niñas, niños y adolescentes que han sido afectados por las inundaciones en Perú. Destaca que se debe poner especial atención a las niñas, y a las adolescentes mujeres, ya que son las más vulnerables en este tipo de situaciones.

Ramin Shahzamani, director de Plan International, explicó que “los desastres y las crisis traen peligros particulares para las niñas, quienes están en mayor riesgo de atrasarse en su educación y ser objeto de explotación, abuso sexual y violencia.”

VIOLENCIA SEXUAL Y DESASTRES
El aumento de casos de violencia sexual y los desastres en el Perú; es una problemática invisible, sistemática y silenciosa que trunca los proyectos de vida de miles de niñas y adolescentes, puesto que las menores que viven situaciones de violencia sexual, muchas veces restan importancia a estas actitudes, comportamientos o actos violentos, como tocamientos indebidos.

El abuso y la violencia contra las niñas generan en ellas secuelas físicas y psicológicas que impiden su pleno desarrollo.

“Es fundamental poner énfasis en su protección y bienestar a través de la ayuda humanitaria”, sostiene Shahzamani.

Cabe mencionar, que si no se ofrece una respuesta que considere las necesidades de las niñas y adolescentes las consecuencias a mediano y largo plazo pueden ser devastadoras.

 “Muchas veces, las familias al quedarse sin medios de subsistencia, deciden sacar a las niñas de la escuela para dedicarse, por ejemplo, al trabajo infantil doméstico”, explicó Ramin Shahzamani. “El derecho a la educación es fundamental y todas las niñas y niños deben poder ejercerlo en igualdad de condiciones”.

Un alto porcentaje de la población afectada vive en refugios temporales y en alojamientos de familiares y amigos, enfrentando situaciones de hacinamiento y experimentando angustia. En estas circunstancias, se pueden producir situaciones de violencia sexual y de género y hay un mayor riesgo de violencia física y de abuso, especialmente para las niñas y mujeres jóvenes.

Los traficantes de niños y niñas, y otros criminales prosperan en el caos después de una emergencia y pueden sacar ventaja porque los niños, niñas y adolescentes son muy vulnerables.

Por ello, Plan International considera importante integrar métodos de protección infantil a los esfuerzos de ayuda humanitaria. No debemos olvidar que también niños, niñas, embarazadas y madres lactantes son las más vulnerables y están en alto riesgo de desnutrición.

En un contexto de emergencia, al salir solas en busca de agua o para encontrar trabajo, o simplemente encontrar un lugar para ir al baño en privado, puede poner a las niñas en riesgo de abuso sexual, acoso, o incluso de violación o secuestro.

Las madres adolescentes, especialmente menores de 16 tienen mayor riesgo de parto obstruido, una emergencia obstetrica potencialmente mortal que puede desarrollar cuando la pelvis es inmadura o pequeña para permitir epaso de un bebé.

Los servicios obstetricias de emergencia con frecuencia no están disponibles en situaciones de emergencia, aumentando el riesgo de morbilidad y mortalidad entre las madres y sus bebés.

A menudo los baños y duchas publicas se localizan en lugares remotos de los campamentos, son compartidos por ambos sexos y la iluminación es deficiente. Las niñas se preocupan por la privacidad, pero también se sienten inseguras cada vez que necesitan asearse o ir al baño.

La falta de privacidad, especialmente con respecto a las instalaciones sanitarias y de baño, así como la iluminación inadecuada en la noche, hace que las mujeres sean constantemente vulnerables a la violencia.

Actualmente, las inundaciones han afectado a más de un millón de personas, según cifras oficiales del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI). 11 departamentos están en estado de emergencia sanitaria por 90 días. Unos 1.9 millones de niños y niñas no han podido reiniciar clases debido al desastre.

La respuesta a la emergencia que pasa actualmente nuestro país, Plan International se ha centrado en cuatro áreas: protección y apoyo socioemocional, educación, agua limpia e higiene, y aseguramiento de techos. Las niñas tendrán especial participación, pues se les consultará constantemente sobre sus necesidades durante y después de la emergencia.

La meta de la organización es llegar a atender a 12,000 niños, niñas y adolescentes afectados en Piura, región declarada en emergencia por el gobierno. Para ello, está entregando kits de higiene familiar, agua y alimentación para bebés menores de 3 años, y kits para niñas y adolescentes que incluyen toallas higiénicas y ropa interior.

 “Nosotros tenemos 22 años trabajando en Piura y las comunidades confían en nosotros. Por ello, creemos que la distribución será eficiente y de manera ordenada”, explicó Shahzamani.


¿Cómo nos ubicas? Comparte esta nota y no olvides de seguirnos a través de Facebook, Twitter, You Tube, Instagram, SoundCloud y Pinterest.

Seguimos produciendo notas en La Mula. Nos encuentras también en: https://cborrador.lamula.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s