Si no es ahora, cuándo… ¿Estoy listo para emprender mi propio negocio?

La idea de emprender un negocio a veces puede sonar como todo un reto. Pese a ello, en lo últimos años el emprendimiento ha tomado protagonismo y ahora el Gobierno busca dar mayores facilidades para constituir una empresa y dejar la informalidad de lado.

En su momento, el ex ministro de la Producción, Bruno Giuffra, indicó que solo tardará 24 horas formar una compañía y el costo no sobrepasará los 50 soles. Ello gracias a la creación de Centros de Desarrollo Empresarial a nivel nacional para agilizar los procesos.

Sin embargo, saber que no quieres trabajar para otros toda tu vida no es suficiente para emprender un negocio. De acuerdo a la página superhabitos.com, lo ideal es pasar más tiempo haciendo actividades que te apasionen y con personas que saquen lo mejor de ti.

Portales especializados como emprendedores.es y seremprendedor.com.mx dan algunos consejos para saber si ya estás listo para emprender este reto. Nosotros lo resumimos en 20 puntos:

  1. Sé lo suficiente del tema. Sabes lo que te gusta y apasiona pero no estás seguro de ser un ‘experto’ en la materia. Emprender significa saber lo suficiente como para dar los primeros pasos y estar en una posición que aporte valor, o sea, ser lo ‘suficientemente experto’.
  1. Produce conocimientos y no los consumas. Desde tutoriales gratuitos en YouTube hasta tu propio blog, sabes que tu experiencia en el rubro es suficiente para empezar e ir escalando posiciones hasta llegar al punto de cobrar por tu conocimiento y no por ‘horas hombre’.
  1. Conoces a tu público. Debes saber quiénes están dispuestos a pagar por tus servicios y si son suficientes como para mantener tu negocio a flote.
  1. Tu dinámica familiar va a cambiar. Es necesario mantener el equilibrio entre tu vida privada y laboral. Cuéntales cómo te va y hazles partícipes de tu emprendimiento, así ellos se sentirán incluidos y tú sabrás que no estás solo.
  1. Entiendes los riesgos de emprender tu negocio. Es recomendable conversar con otros emprendedores en tu rubro para saber en qué fallaron y así no cometer los mismos errores.
  1. Eres apasionado. Una característica común de los emprendedores y personas de éxito es sentir pasión por lo que hacen. Buscarán cambiar tu visión sobre un producto y que lo disfrutes.
  1. Eres organizado. Manejar un negocio requiere de gran organización a la hora de contratar personal, buscar asesorías, delegar responsabilidades, entre otros.
  1. Puedes tomar riesgos. Si eres soltero o aún no tienes hijos, es más probable que te ‘aventures’ a emprender tu negocio ya que no tienes mayores preocupaciones.
  1. Identificaste un nicho que aún carece de atención. Tu característica principal es satisfacer necesidades y lograste identificar uno que las empresas grandes aún no atienden. Es allí donde debes avocar tus esfuerzos.
  1. Deseas tener tu propio horario. Cada persona es diferente y no siempre manejan el mismo ritmo de trabajo. Hay quienes son más productivos a las 4 de la mañana y otros a partir del mediodía.

emprendedor 1

 

  1. No tienes miedo a ‘ensuciarte las manos’. Emprender un negocio muchas veces significa tener que tomar decisiones difíciles y un líder debe saber sobrellevarlo.
  1. Ser multitasking. Al constituir una empresa, es de suma importancia la colaboración de todos los involucrados y ello significa muchas veces realizar actividades no relacionadas a tu área de trabajo. El trabajo en equipo es básico.
  1. No tienes miedo al fracaso. No toda idea o emprendimiento ‘despega’ la primera vez. Debes ser paciente y saber que a veces tendrás que enfrentar el fracaso antes de tener éxito.
  1. Estás rodeado de gran talento. Trabajas con personas con potencial y te molesta ver cómo no explotan dicho conocimiento y se quedan en lo mismo.
  1. Te relacionas bien con la gente. A veces, simplemente tienes que salir y buscar oportunidades. Si eres sociable y empático, no tardarás mucho en tener un gran red de networking y posibles clientes.
  1. Eres líder. No solo tienes una buena idea, sino que eres capaz de comunicarla y convencer a otros para que emprendan dicha aventura contigo.
  1. Quieres hacer algo que disfrutes. No pienses en solo ganar dinero, sino en hacer lo que te haga feliz.
  1. Conoces la importancia de formalizarse. Las grandes empresas buscan a las más pequeñas para hacer negocio y un factor determinante es que sean formales.
  1. Tocaste techo. Si sientes que ya aprendiste todo lo que necesitabas y ya no estás a gusto en puesto, tal vez sea hora de emprender.
  1. Siempre ves algún potencial. Sientes la necesidad de hacer mejoras y cómo dueño de una empresa, puedes llevarlo a cabo sin estar supeditado a las opiniones de terceros.

“Hacer o no hacer. No sirve intentar, solo hacer”- Yoda, Maestro Jedi.

——o—–

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s