Inkafarma | ¿Quién tiene la sartén por el mango?

Inkafarma adquirió Mifarma y el gallinero se agitó. La compra no significaría la creación de un monopolio pero sí que aparezca un actor importante en el sensible mercado de medicamentos, que hoy se rige por el libre mercado.

El 26 de enero InRetail Perú Corp (cuyo nombre comercial es Inkafarma) anunció la adquisición de Quicorp (Mifarma). Este movimiento empresarial representa la compra de la mayor distribuidora de productos farmacéuticos en la región andina que asustó, preocupó y espantó a más de uno dado que anteriormente ya se había registrado concertación en el sector.

La buena noticia es que el poder lo tiene el consumidor (y su doctor). El Ministerio de Salud cuenta con un observatorio de precios, con el cual se puede indagar dónde se encuentran los menores costos. Como todo en la vida, esto nos obliga a investigar más y no ha regalar el dinero.

 

EL NEGOCIO
Inkafarma compró MiFarma por US$ 583 millones. Al hacerlo la combinación de ambas compañías crea una empresa con ganancias anuales a S/. 7 mil millones (unos US$ 2.1 mil millones).

Pero ¿lo vale? la posición de dominio los hará determinantes en el mercado de abastecimiento de productos farmacéutico privado, con más de 2,100 tiendas, así como 12 centros de distribución en 3 países y más de 100 millones de clientes. Viendo el panorama completo el gran maestro, el amo del calabozo, sigue siendo el Estado, que con sus compras corporativas puede manejar el mercado (pero si lo hace..ooooh es malo malo malo).

Vayamos al EBITDA, es decir el indicador financiero “duro” que analiza el corazón del negocio hace referencia a las ganancias de las compañías antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones. Gestión informó que el valor de la empresa equivale al indicador en los últimos 12 meses (S/. 400 millones o unos US$ 124 millones), pero multiplicado por 12.

 

CAMINO POLÍTICO
Quicorp no es nueva en el mercado fue fundada en 1939 y hoy tiene presencia en Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia. La empresa fabrica, distribuye y vende (a nivel minorista) productos farmacéuticos con ventas anuales superiores a S/ 4,000 millones.

Con una planilla de 11 mil trabajadores, sus 2,100 farmacias se sumarán a las de Inkafarma y atenderán a 100 millones de clientes regionales (en Perú son 30 millones). Estas atractivas cifras dejaron preocupado al ministro de Salud peruano, Abel Salinas, quien dejo en claro que e la compra de las boticas podría significar “un riesgo potencial para el usuario”.

“Ciertamente eso podría significar un riesgo potencial para el usuario en la adquisición de sus fármacos o sus medicamentos”, advirtió.

Pero el titular de Salud no tomó ninguna decisión, sino más bien rebotó la preocupación al  Congreso de la República recordando que existe un proyecto de norma encarpetado, y que daría las líneas matrices para modificar la normativa constitucional para regular las fusiones entre empresas y así evitar algún predominio o dominio de algún mercado que perjudique a los ciudadanos.

¿El ministro Salinas se lavó las manos? ¿Estamos a merced de que el Congreso (algún día) haga algo? No. La Dirección General de Medicamentos tiene un observatorio el cual presenta los precios de venta de los medicamentos mostrados al público en este portal web.

Estos valores han sido reportados directamente por las Farmacias y Boticas con autorización legal de funcionamiento en el Perú, señalándose para cada medicamento la fecha de actualización de su reporte. Estos precios de venta al público son referenciales y podrían diferir del precio ofertado al momento de la compra, pero nos dan una idea de cuánto debemos desembolsar. En este caso el poder esta en el consumidor. Aquí por ejemplo la búsqueda que hicimos del paracetamol.

PANTALLAZO DEL OBSERVATORIO |
HTTP://OBSERVATORIO.DIGEMID.MINSA.GOB.PE/

Lo lógico es que el público también voltee a ver qué pasa en Indecopi. La institución emitió un comunicado en donde aclaró que no existe legislación que impida la fusión de empresas que compiten entre sí y que no tiene atribuciones para ser parte de un proceso porque no hay un régimen que regule este particular.

“A diferencia de otros países, en el Perú no existe una ley de control de concentraciones o fusiones que permita revisar la compra de empresas competidoras, por lo que el Indecopi no puede prohibirla ni condicionarla”, se lee en el documento.

UN PASADO (NO MUY LEJANO) NO MUY CLARO
El mercado farmacéutico peruano ha crecido 9% durante los últimos 5 años con un tamaño total de US$ 2 mil millones. Un negocio interesante. Por ello apenas se conoció la compra de las boticas el Colegio

Rápidamente Jorge Lazarte, vicepresidente de InRetail señaló en RPP Noticias que “lo primero que queremos dejar claro y que no quede ninguna duda, es que ni Inkafarma ni Mifarma van a subir precios como consecuencia de esta transacción”.

“El primer motivo es que el mercado no va a permitir un alza de precios, se ha hablado de monopolios, de concentración de mercado, de posiciones dominantes, y la verdad es que creemos que esto es desconocimiento de cómo está compuesto el sector de medicamentos en el Perú”, dijo.

Muy cierto, pero la realidad es que algunas practicas no muy santas ya fueron utilizadas y sancionadas hace menos de seis meses por Indecopi.

En octubre 2016, y tras una investigación, Indecopi determinó que entre los años 2008 y 2009, cinco cadenas de farmacias concertaron precios. ¿Quienes eran? Arcángel, Fasa, Inkafarma, Mifarma y Felicidad.

Pongamos el foco sobre Inkafarma. En este caso especifico, el regulador lo sancionó por subir en más de 5% el precio de 36 productos los cuales eran medicinas y complementos nutricionales. Esta acción había afectado los precios de productos como Ensure, Pediasure, leche Similac, antisépticos, relajantes musculares y otros.

Las familias sí sintieron el golpe en sus bolsillos. Indecopi determino que la concertación de precios habría impactado negativamente en los consumidores debido a que en el período investigado, el 88% del gasto de los peruanos en medicamentos fue realizado en farmacias o boticas privadas. Cabe recordar que en ese mismo período, las cinco cadenas de farmacias representaban el 72% de la venta de productos farmacéuticos.

Por ello, tras la compra y debido a que aún no hay otros instrumentos legales, Indecopi se compromete a vigilar que no haya actos de abuso o de dominio sobre todo en el tema de los precios. Esperemos que la sangre no llegue al río.

-—o—–

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s