BCP advierte que hay riesgo a la baja para el estimado de crecimiento del PBI 2018

El Área de Estudios Económicos del BCP mantiene sus perspectivas de crecimiento de la economía nacional para este año en torno al 3.5%, con un balance de riesgos que aún se inclina a la baja (potencial sub-ejecución de inversión pública). El Reporte Semanal Macroeconómico y de Mercados del BCP señala que si bien hay un rebote gradual de la economía, la recuperación es aún débil a pesar de la baja base comparativa de hace un año atrás (en el trimestre feb/abr-17 la economía creció apenas 0.6% a/a).

Como se sabe, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) recortó su proyección de crecimiento para este año desde 4.0% a 3.6%, y elevó la proyección de 4.0% a 4.3% para el 2019.

_H5G0348_2

Recordemos que el MEF ha señalado que “el crecimiento de la actividad económica aún no repunta. En esa línea, el indicador de demanda interna en términos desestacionalizados anualizados ha revertido su tendencia de aceleración iniciada en el 2T2017. De acuerdo con los datos más recientes para febrero, este indicador acumula tres meses de contracción.”

El MEF ha sido enfático en las implicancias de un “escenario pasivo” para la economía y las finanzas públicas: el crecimiento del PBI este año y hacia el 2021 se ubicaría apenas en torno a 3.0% y el proceso de consolidación fiscal no cumpliría con lo establecido por las reglas fiscales. El escenario pasivo implicaría que el déficit fiscal se iría cerrando desde 4.2% del PBI este año hasta 2.8% del PBI en 2021, considerablemente lejos del 1.0% establecido por las reglas fiscales. Asimismo, la deuda pública continuaría en ascenso y se ubicará por encima del límite legal de 30% del PBI hacia el 2020.

En este contexto, el MEF ha anunciado un nuevo Plan de Impulso Económico 2018/21 que consta de 5 ejes, asociados a fortalecer las cuentas fiscales para generar espacio fiscal pro-crecimiento y dinamizar la economía en el corto y mediano plazo: i. Medidas de política y administración tributaria. Meta: incrementar en 1.9% del PBI adicionales los ingresos fiscales mediante medidas tributarias, institucionales y administrativas; ii. Reducción de gastos no críticos. Meta: reducirlos entre PEN 2,000-2,500 millones; iii. Shock de inversión pública. Meta: crecimiento de 17.5% este año y 9.0% en 2019; iv. Impulso a la inversión privada. Meta: 4.5% para el 2018 y 7.2% en 2019. v. Impulso a la productividad. Meta: incrementar PBI potencial a 4.7% en 2021.

En contraste con el MEF, el Banco Central de Reserva mantiene una visión más optimista sobre la economía. Según el BCRP, en términos desestacionalizados, en el 1T18 el PBI se habría recuperado y crecido 3.8% t/t anualizado (4T17: 2.5% t/t anualizado).

Como se sabe, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) recortó su proyección de crecimiento para este año desde 4.0% a 3.6%, y elevó la proyección de 4.0% a 4.3% para el 2019. Según el MEF: “El crecimiento de la actividad económica aún no repunta. En esa línea, el indicador de demanda interna en términos desestacionalizados anualizados ha revertido su tendencia de aceleración iniciada en el 2T2017. De acuerdo con los datos más recientes para febrero, este indicador acumula tres meses de contracción.”

 

El MEF ha sido enfático en las implicancias de un “escenario pasivo” para la economía y las finanzas públicas: el crecimiento del PBI este año y hacia el 2021 se ubicaría apenas en torno a 3.0% y el proceso de consolidación fiscal no cumpliría con lo establecido por las reglas fiscales. El escenario pasivo implicaría que el déficit fiscal se iría cerrando desde 4.2% del PBI este año hasta 2.8% del PBI en 2021, considerablemente lejos del 1.0% establecido por las reglas fiscales. Asimismo, la deuda pública continuaría en ascenso y se ubicará por encima del límite legal de 30% del PBI hacia el 2020.

 

En este contexto, el MEF ha anunciado un nuevo Plan de Impulso Económico 2018/21 que consta de 5 ejes, asociados a fortalecer las cuentas fiscales para generar espacio fiscal pro-crecimiento y dinamizar la economía en el corto y mediano plazo: i. Medidas de política y administración tributaria. Meta: incrementar en 1.9% del PBI adicionales los ingresos fiscales mediante medidas tributarias, institucionales y administrativas; ii. Reducción de gastos no críticos. Meta: reducirlos entre PEN 2,000-2,500 millones;  iii. Shock de inversión pública. Meta: crecimiento de 17.5% este año y 9.0% en 2019; iv. Impulso a la inversión privada. Meta: 4.5% para el 2018 y 7.2% en 2019. v. Impulso a la productividad. Meta: incrementar PBI potencial a 4.7% en 2021.

 

En contraste con el MEF, el Banco Central de Reserva mantiene una visión más optimista sobre la economía. Según el BCRP, en términos desestacionalizados, en el 1T18 el PBI se habría recuperado y crecido 3.8% t/t anualizado (4T17: 2.5% t/t anualizado).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s