Cómo aportar en la lucha contra la corrupción

Las noticias nos llegan todos los días. La mayoría de ellas tienen un factor común, la corrupción. ¿Hasta donde podemos llegar? ¿Qué podemos hacer? Es momento que los empresarios tomen cartas en el asunto?

Conversamos con  Yusith Vega Odes, jefe del Centro de Competitividad y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima para conversar sobre este espinoso tema y las normas que recientemente han sido presentadas por el Ejecutivo.

Yusith Vega_CCL

 


Ante los recientes escándalos, ¿era necesario una normativa similar o se podía seguir confiando en la autoregulación?
Lamentablemente la respuesta es no. La autorregulación nada puede hacer frente al crecimiento desmedido de la corrupción en nuestro país, la cual ha producido barreras para el desarrollo, generado más pobreza, más desigualdad, y lo más grave, una creciente desconfianza en la ciudadanía.

Es importante señalar que la corrupción se cimienta en una gigantesca telaraña cuyos efectos trascienden las fronteras de un país, debido a la interconexión que existe hoy en el mundo. Es por ello que surgen modalidades delictivas cada vez más sofisticadas como el soborno transnacional, el ocultamiento del dinero mal habido en bancos extranjeros, el lavado de activos mediante compras trans-territoriales, entre otros, que hacen que estos delitos sean perseguidos internacionalmente, pero también obligan a que cada país busque la forma de combatirlos desde su origen.

 

¿Qué hacen los empresarios frente a esta realidad?
Es por ello que las empresas y organizaciones están empezando a invertir más en su cultura organizacional y buen gobierno corporativo. El principal enfoque es la promoción de valores y comportamiento ético, y no solo en políticas y procesos de integridad conocido como Compliance. No obstante, ambos procesos van de la mano; una cultura ética no se materializa sin políticas y procedimientos de integridad, y a su vez, estas no significan nada sin ética y valores. En este sentido, podríamos decir que los procesos y políticas de cumplimiento son el medio para llegar al fin: un comportamiento ético por parte de las empresas peruanas.

Tener un programa de integridad eficiente no sólo reduce el riesgo de que se cometan actos de corrupción en una organización, sino que reduce la posibilidad de que se cometan otro tipo de actos indebidos, fortaleciendo la cultura organizacional de una empresa, sin importar su tamaño y sector productivo.

 

Hablemos de números ¿cuánto le cuesta la corrupción al Perú?
Según el capítulo peruano de Transparencia Internacional, el Índice de Percepción de la Corrupción del año 2017, el cual analiza el grado de corrupción que existe en el sector público en 180 países; el Perú ocupa el puesto 96, lo que significa que en nuestro país la corrupción sigue un lamentable crecimiento.

Según la Contraloría General de la República del Perú, el costo de la corrupción en nuestro país, solo hasta el 2015, ascendió a S/ 12,600 millones de soles, equivalente a US$4,000 Millones de dólares americanos, representando el 2.2% del P.B.I. Con ese dinero se hubiera podido construir 24 nuevos hospitales con 24,000 médicos contratados y construidos 120 modernos colegios, generando así 60,000 nuevos puestos de trabajo.

 

¿Existe un marco jurídico para luchar contra este mal?
Sí. Las empresas e instituciones en el Perú para implementar un modelo de prevención, pueden considerar los lineamientos de la Ley Nª 30424, ampliaciones, modificaciones y su reglamento, o los estándares internacionales basados en la ISO 37001:2016 Norma Internacional Antisoborno o de la ISO 19600:2015 Norma Internacional de Cumplimiento.

La legislación Peruana señala que la empresa estará exenta de responsabilidad si adopta o implementa en su organización – con anterioridad a la comisión de delitos – un modelo de prevención adecuado a su naturaleza, riesgos, necesidades, consistentes en medidas idóneas para prevenir los delitos o reducirlos significativamente.

————-

TAMBIÉN PUEDES LEER

Mistura: reinventarse de verdad o morir

Samsung presenta en Perú al súper (super) poderoso Galaxy Note9

————-

Volvamos a los empresarios …
El sector privado es pieza clave en la lucha contra la corrupción. La Cámara de Comercio de Lima tiene como objetivo apoyar al Estado en la lucha contra la corrupción, el lavado de activos y financiamiento al terrorismo. Es por ello que la CCL viene participando activamente en diferentes campos de acción

A nivel institucional; la Cámara de Comercio de Lima integra la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN), en donde su presidenta, junto con otras instituciones públicas, privadas y la sociedad civil, tienen por objeto articular esfuerzos, coordinar acciones y proponer políticas de mediano y largo plazo dirigidas a prevenir y combatir la corrupción en el país.

Normativamente el Centro de Competitividad y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, tiene la Vicepresidencia del Comité Técnico de Normalización de Gestión de la Calidad para promover la Integridad (Anticorrupción) en el Instituto Nacional de la Calidad-INACAL; contribuyendo en la elaboración de Normas Técnicas Peruanas que faciliten la implantación de modelos de prevención y sistemas de gestión Anticorrupción en las organizaciones; entre las cuales tenemos aportes al reglamento de la Ley 30424, la NTP-ISO 37001:2017 Sistemas de Gestión Antisoborno y la NTP-ISO 19600:2017 Sistemas de Gestión de Cumplimiento- Compliance.

En el ámbito formativo, el Centro de Competitividad y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, viene desarrollando desde el año 2017 Cursos de Capacitación para formar Especialistas y Auditores que puedan comprender, diseñar, implementar y supervisar modelos de prevención y Sistemas de Gestión Anticorrupción en empresas e instituciones; con el objetivo de prevenir, detectar y mitigar adecuadamente posibles conductas ilícitas en las organizaciones.

Además brindamos Asesorías Técnicas a empresas privadas e instituciones públicas para implementar modelos de prevención y Sistemas de Gestión Anticorrupción; a las cuales convocamos a los mejores profesionales formados por nosotros en nuestros cursos especializados, quienes serán los consultores encargados de guiar a las empresas en la implantación del modelo de prevención y sistemas anticorrupción.

 

La última.. ¿con un modelo de prevención podemos asegurarnos que no se sobornará o cometerá un acto de corrupción?
La implementación de un modelo de prevención no puede garantizar de que no habrá un acto de soborno en la empresa; sin embargo el cumplimiento de los requisitos exigidos en el modelo confirmará a las organizaciones éticas que tienen las medidas correctas para prevenir el soborno por parte, en nombre de, o en contra de la organización

——o—–

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s