El Perú es uno de los países de Latinoamérica con mayor incidencia del Síndrome de Intestino Irritable (SII), problema de salud que se presenta en adolescentes y adultos, y que está relacionado con el estrés personal, laboral, familiar, económico o cualquier condición que desencadene estado ansioso.

Así lo dio a conocer Margarita Hung, especialista del Servicio de Gastroenterología del Hospital 2 de Mayo del Ministerio de Salud, quien informó que cerca del 25% de las consultas en esta área es por esta patología.

La especialista en gastroenterología explicó que el síndrome del intestino irritable puede afectar cualquier parte del tubo digestivo: estómago, intestino delgado y/o colon. Se caracteriza por la presencia de dolor abdominal durante tres meses (al menos una vez por semana), diarrea, estreñimiento o la alternancia entre ambos, cambio en la forma de las heces y/o en los hábitos defecatorios, pudiendo asociarse a hinchazón y distensión abdominal

Hung manifestó también que las intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales y los factores genéticos, infecciones previas influyen en la aparición de este síndrome, antes llamado colon irritable, y que afecta tanto a hombres como a mujeres.

 


ADEMÁS, PUEDE LEER

LA ECONOMÍA CRECE TÍMIDAMENTE

DIVERCITY PRUEBA PROVINCIAS


 

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico, esto quiere decir, que el médico indaga en los síntomas y la historia de los mismos, en el entorno social, el estado anímico, entre otros. Para estar seguros que se trata de esta patología deben descartarse problemas orgánicos (parásitos, gastritis, tumores, trastornos funcionales, cáncer u otros) con pruebas complementarias como análisis de sangre, orina, heces, estudios radiológicos de abdomen, ecografía abdominal, endoscopia alta, colonoscopia o algún otro que de acuerdo a criterio médico se requiera.

Prevención

Sobre la prevención del SII, Hung manifestó que no se cura. No obstante, mantener buenos hábitos alimenticios, un entorno saludable y practicar actividades recreativas y de distracción que disipen el stress son factores protectores de la enfermedad.

En cuanto al aspecto nutricional, recomendó limitar durante la presencia de los síntomas del SII, el consumo de alimentos de alta fermentación, como algunas menestras, embutidos, bebidas gaseosas, café, tabaco, condimentos, etc.

Si aún cuidando los factores desencadenantes del estrés y la alimentación equilibrada, con alimentos no fermentables, persisten los síntomas se debe consultar con un médico especialista para iniciar tratamientos farmacológicos con manejo multidisciplinario y una estrecha relación médico-paciente que controle la enfermedad.

——o—–

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Por Cristina Luna

Aprendí hablar en fácil la economía. Me encanta ver como las noticias pueden ser aprovechadas en la vida real.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?