3 nutrientes que le hacen bien a la salud cardiovascular

El cuidado de la salud del sistema cardiovascular es esencial para reducir los índices de las enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte. Al menos un 80% de las muertes prematuras provocadas por enfermedades cardiovasculares podrían evitarse si se controlan factores de riesgo como el consumo de tabaco, una dieta poco saludable, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol.

Por lo tanto, una combinación adecuada de nutrientes puede ser una importante aliada en la prevención de dolencias cardíacas y de factores de riesgo como el colesterol.

“La alimentación es una pieza fundamental para la prevención  de enfermedades, por lo que es sumamente necesario contar con los nutrientes adecuados para cuidar nuestra salud cardíaca” – dijo  Alexandra Garayar, Responsable del Negocio de Nutrición y Salud de BASF Peruana.

Para sumar nutrientes a nuestra dieta de todos los días y beneficiar la salud del corazón, podemos incorporar bebidas y alimentos fortificados con ingredientes funcionales como:

  • Vitaminas: La vitamina K2 MK-7 es una vitamina liposoluble que desempeña un papel importante en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular, incluida la enfermedad coronaria, la enfermedad vascular y los accidentes cerebrovasculares. Se puede encontrar naturalmente en los alimentos fermentados, sin embargo, en la mayoría de los casos requiere suplementos, ya que la mayoría de las dietas no suministran cantidades suficientes de vitamina K2.

En los huesos, la vitamina K2 MK-7 activa la proteína osteocalcina que se fija al calcio en el torrente sanguíneo y lo une a la matriz ósea, que resulta más fuerte y densa, disminuyendo el riesgo de fracturas y osteoporosis. Además, previene la calcificación de arterias ya que activa la proteína GLA-matriz, que se une al calcio depositado en las paredes celulares de las arterias y lo transporta nuevamente al torrente sanguíneo, tornándolas más flexibles.

Por su parte, la vitamina B12 desempeña un papel vital en la salud cardiovascular: reduce los niveles de homocisteína, que es un factor de riesgo importante para el desarrollo de la aterosclerosis. La suplementación con B12 es fundamental para vegetarianos y veganos en particular.

En cuanto a la insuficiencia de vitamina D, se asocia con un mayor riesgo de enfermedad coronaria, enfermedad vascular periférica y eventos cardíacos.

Además, los antioxidantes son una parte vital de una nutrición saludable y ayudan a proteger las células. La vitamina E y los carotenoides, por ejemplo, tienen efectos antioxidantes y pueden prevenir la oxidación del colesterol LDL, que promueve el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

—————-

Arbitraje ingresa a la cuarta revolución industrial

Creando una experiencia audiovisual sin fronteras

—————-

  • Fitoesteroles:  Los fitoesteroles son componentes de grasa natural presentes en semillas de aceite, granos, nueces, legumbres, vegetales y semillas de frutas. La cantidad efectiva a ser consumida, según la Sociedad Internacional de Aterosclerosis (IAS), es de 2 gramos al día.

Los fitoesteroles pueden contribuir a la reducción de hasta un 12% del colesterol total, incluyendo los niveles de colesterol LDL, conocido como colesterol “malo”, que puede depositarse en las arterias y provocar su obstrucción. También, disminuyen efectivamente los triglicéridos, el principal tipo de grasa que se encuentra en la sangre.

Normalmente, la dieta regular no suele garantizar la ingesta suficiente de fitoesteroles: sería necesario ingerir 800 gramos de aceite de soja o 5 kilos de brócoli, según la FDA Food Composition Data Base. Los alimentos fortificados con fitoesteroles, como leches, yogures o los suplementos en cápsulas, pueden garantizar esta cantidad diaria.

dia_del_corazon.jpg

  • Omega 3: Los alimentos enriquecidos con ingredientes funcionales pueden convertirse en aliados efectivos y contribuir a la salud de distintos órganos. En el caso del omega 3, actúa en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que ayuda a regular la presión arterial y la frecuencia cardiaca, además de prevenir arteriosclerosis e infarto del miocardio. También, presenta un impacto positivo sobre los síndromes metabólicos y la diabetes tipo 2.

 Los dos omega 3 más relevantes para la salud, DHA y EPA, se encuentran naturalmente en las especies marinas, no son producidos por el cuerpo humano. Para alcanzar la cantidad adecuada, se debe ingerir diariamente alrededor de 50 gramos de salmón crudo o 17 huevos grandes, pudiendo también ser consumidos por medio de alimentos enriquecidos o suplementos.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Basf Peruana a través de su agencia Corpro.

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s