Fashion sharing, la nueva tendencia de alquilar ropa

Conquistar a las nuevas generaciones ha sido todo un reto para las marcas, sin duda, ellos desean adquirir productos y servicios que rompan el molde y respondan a necesidades que favorezcan el medioambiente y causas sociales. En ese sentido, apareció un nuevo fenómeno, reciente y prometedor, que emerge del sector de la moda: el fashion sharing, que no es más que el alquiler de prendas de ropa.

Vale la pena resaltar que esta tendencia ya se había consolidado desde hace años en algunos segmentos como la moda nupcial. Desde una perspectiva diferente, la cual unifica la sostenibilidad, el marketing experiencial, el deseo de productos de lujo y, sobre todo, el auge de nuevos consumidores, situados en la generación millennial, quienes ya no están interesados en “poseer” si no en “disfrutar” de prendas, tal como hacen cuando comparten un coche o van de vacaciones usando Airbnb.

—————-

Arbitraje ingresa a la cuarta revolución industrial

Creando una experiencia audiovisual sin fronteras

—————-

Al respecto, Mireia González, Directora del Máster en Dirección y Creación de Marcas de Moda de ESdesinginformó: “Las marcas ecológicas más vanguardistas ya están usando el Fashion Sharing o rental como línea de negocio, ya que se produce menos (trayendo menos impactos al medioambiente), se aumenta la usabilidad de cada producto y se llega a un nuevo grupo de consumidores; los cuales no quieren pagar precios muy elevados, pero son audaces y desean probar mejores productos, saludables y especiales”.

Mireia González indicó que el mercado de lujo es otro interesado en la estrategia, porque puede acceder a un nuevo público; joven y fresco, interesado en sus productos, más como un fan que como un cliente tradicional, pero que hará una difusión de los mismos, especialmente a través de las redes sociales, consolidando el prestigio y su posicionamiento de marca líder en tendencias.


¿De dónde salió la tendencia?

Rent The Runway es una marca pionera, apareció en Estados Unidos en el año 2009 con una plataforma de alquiler de trajes para ocasiones especiales, donde las clientes podían rentar prendas de cerca de 39 marcas. En 2016 hubo un boom de nuevas opciones que funcionan básicamente como un paquete de Netflix, por determinado dinero mensual – ronda los 90 dólares- y se obtiene acceso a cuatro prendas al mes. Además, se asocian a redes de coworking para tener lugares físicos donde entregar las prendas.

Actualmente, este modelo de negocio está evolucionando y ofrece servicios a las marcas, es decir, ellas no tendrán que desarrollar su propio “renting” si no que lo harán a través de la plataforma. Compañías como Levi´s, J.Crew o Marquesa ya pertenecen a algunos catálogos.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de ESdesing a través de su agencia Nebraska.

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s