Sociedad de Consumo nos enfrenta a nuestra adicción: las compras

El desfile de empresarios ante la Fiscalía, confirmó lo que muchos sospecharon, el dinero se utilizó para apalancar posiciones políticas de las corporaciones nacionales. Horrorizados, los peruanos, miramos el desfile de dinero mientras pagamos a las justas las tarjetas de crédito o la lata de leche.

Sin embargo, no somos el horror del horror. Si te atreves a mirar con ese mismo ojo crítico la serie documental de Netflix llamada Sociedad de Consumo (Broken en inglés), tu espectro de espanto puede incrementarse exponencialmente.

La serie, producida por Zero Point Zero Production, presenta crudamente y con fuentes de primera, los grandes problemas que se han venido generando en los últimos 50 años. Desde la piratería (enfocada en los cosméticos) hasta la fundación de grandes empresas que coqueteaban con el nazismo.

—————–

3 mitos sobre la tecnología NFC

El rol de la mujer en las empresas de tecnología

Disrupción de las Fintech en la nueva era de increíble inteligencia

—————–

Con un estilo muy parecido a Rotten, nos hace repensar la forma cómo consumimos. ¿Es valido ahorrar dinero en cosméticos? ¿El vapeo es una salida para los fumadores? ¿Es seguro para los jóvenes vapear? ¿Comprar muebles baratos en Ikea es seguro? ¿Ikea evade impuestos fingiendo ser parte de una fundación?

Finalmente, el cuarto capítulo nos presenta la adicción mundial al plástico que genera un gran impacto en la naturaleza, más allá de algunas soluciones autocomplacientes que prometen más de lo que cumplen.

Paro un minuto en el caso de Ikea, marca de la cual era fan . El tercer capitulo, que se enfoca en la industria de los muebles es fatal para la marca. Presenta el gran problema que tuvo la marca con la cómoda Malm, sino que entró en estado de negación absoluto y absurdo, mientras que más niños morían mientras les caía la cómoda.

La solución más segura para la empresa no es hacer una cómoda más maciza y estable que no mate a alguien, sino que se fije en la pared, es decir traslada el problema al consumidor. Esto nos deja abierta la pregunta sobre nuestro papel cómo consumidores.

Lo presentado por Zero Point Zero es muy real, con consecuencias reales para las empresas y los consumidores, tal como sucedió con el retiro de los productos y demandas.

Si eso pasa fuera del Perú, la pregunta es ¿a qué nos enfrentamos los consumidores locales? ¿Estos productos migraron al Perú?


La presente es una columna de opinión.

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s