SUNASS recomienda celebrar carnavales de un modo distinto

Con la finalidad de generar una cultura de valoración del agua potable entre la población, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) presentó la campaña “Con el agua no se juega”, la cual promueve el uso solidario y responsable del recurso hídrico a nivel nacional durante la temporada de verano, especialmente por las fiestas de carnavales.

En ese sentido, la coordinadora de servicios al usuario de la Sunass, Gabriela Corimanya, recomendó a la población celebrar carnavales de un modo distinto que no implique el uso irresponsable del agua potable.

“Si bien los carnavales son una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad, no siempre tenemos que jugar con agua, existen otras formas de divertirnos y disfrutar de estas fiestas, como bailar, asistir a comparsas, pasacalles, corsos o jugar con talco y serpentinas”, dijo Corimanya.

—————-

Arbitraje ingresa a la cuarta revolución industrial

Creando una experiencia audiovisual sin fronteras

—————-

Precisó que de esta manera también se aprovecha para revalorar y disfrutar de nuestras costumbres y expresiones culturales que son diversas por cada región del país.

Según Sedapal, solo en febrero se desperdician 120 millones de litros de agua potable en Lima, lo que representa el consumo de más de 5000 familias en un mes. Asimismo, una persona que juega con agua en carnavales malgasta un promedio de 160 litros de agua potable.

“El uso irresponsable del agua potable impacta en la calidad de vida de algunas personas y afecta la economía. Potabilizar el agua y llevarla hasta los hogares cuesta. El derroche de unos impide el acceso del servicio a otros y al finalizar el mes nos pasa la factura en el recibo”, enfatizó Gabriela Corimanya.

Por eso, es importante que la población tome consciencia y haga uso solidario del agua potable. Mientras existen 2.7 millones de personas que no tienen acceso al agua potable (según el INEI) hay distritos donde el consumo diario supera los 100 litros de agua establecidos por la Organización Mundial de la Salud, como promedio de consumo necesario por persona. Según Sedapal, en San Isidro se usan 254 litros de agua al día, mientras que en La Molina 226 litros y en Miraflores 215 litros.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de SUNASS

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagramSoundCloud Pinterest.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s