Empecemos la nota indicando que la apertura no significa que se convierten en centros de entretenimiento, como antes lo eran. En esta primera etapa, la apertura, significará convertirse en un lugar de transacciones, cortas y puntuales, por lo que estará prohibido el acceso a menores de edad y grupos familiares. No se encuentran comprendidos los cines ni zonas recreativas.

Los centros comerciales vuelven al ruedo después de más de tres meses de paralización, en donde se juegan la continuidad del negocio si es que se convierten en focos para el COVID-19,  por lo que la reapertura será cumpliendo un estricto protocolo de bioseguridad. La norma permite un reducido  aforo en un 50% y se ha implementado la toma de temperatura y el control de uso de mascarillas, y se han instalado lavamanos portátiles, dispensadores de alcohol en gel y señalética de distanciamiento.

Los patios de comidas, solo podrán brindar el servicio de entrega a domicilio con logística propia o de terceros y recojo en tienda.

Pero no solo los malls abrirán las puertas. El Emporio Comercial de Gamarra, abrirá sus puertas para la atención al público, pero siempre y cuando cumplan con los protocolos de bioseguridad de lo contrario serán multados, tal como ya advirtió el alcalde de La Victoria, George Forsyth quien además informó que los protocolos de seguridad que se está implementando en  Gamarra y además se implementará en Polvos Azules y otros centros comerciales del distrito.

 


TAMBIÉN PUEDES LEER :

¿Qué hacer si tú o tu empresa son víctimas de un delito informático?

Bodegas y farmacias de barrio venderían 30% más a través de canales digitales


 

Cabe indicar que la norma da margen de trabajo a cada centro comercial. Así por ejemplo, Mariana Becerra, vocera del Jockey Plaza, dijo que en este caso solo operarán al 30% y que a través  de un aplicativo las personas pueden verificar el aforo en tiempo real antes de hacer su visita al establecimiento, asimismo, están prohibidas las aglomeraciones en el interior.

La presidenta del Gremio de Retail de la Cámara de Comercio de Lima, Leslie Passalacqua, sostuvo que el gremio está entusiasmado pero con muchas dificultades económicas, ya que ha habido muchas pérdidas en diferentes campañas.

Los pequeños empresarios están a punto de quebrar por no haber tenido ventas durante más de 90 días, señaló Passalacqua.

En tanto, dijo, que los centros comerciales, nunca han dejado de atender, ya que tuvieron que reinventarse para vender a través de medios digitales, sin embargo ello no es suficiente para reactivar la economía e incrementar el trabajo.

“Un 40% de empresas de los centros comerciales se ha acogido a la suspensión perfecta, lo cual es un promedio de 800 ochenta mil trabajadores“, indicó.

 

Por Cristina Luna

Aprendí hablar en fácil la economía. Me encanta ver como las noticias pueden ser aprovechadas en la vida real.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?