Ante la coyuntura que vivimos, pensar en pasar de un modelo tradicional a un negocio digital se convierte en una necesidad real. Para esto, un concepto que toma cada vez mayor relevancia es la transformación digital.

La transformación digital y su aplicación en los negocios van mucho más allá de aplicar técnicas de marketing digitales, utilizar CRM (Customer Relationship Management), hacer uso de redes sociales o instrumentar teletrabajo.

Luis Eduardo Ladera, Director de Productos de Datos e Internet de CenturyLink Perú explica que la transformación digital tiene que ver con “la aplicación e integración de manera transversal a las diversas áreas que componen una organización, de diversas tecnologías digitales en la cadena de valor de un negocio, con el fin de generar nuevas ventajas competitivas y crecimiento, mientras al mismo tiempo se maximizan tanto la satisfacción de clientes como de los colaboradores”.

Añade que “el mayor reto es poder transformar culturalmente las organizaciones, porque en los verdaderos y exitosos procesos de transformación digital, y aunque parezca paradójico, el recurso humano y sus capacidades para generar ideas, trabajar en equipo, comunicarse efectivamente, aceptar la diversidad y ser maleables resultan fundamentales para poder emprender los cambios dentro del negocio”.

Por otro lado, resulta también muy importante poder aplicar con efectividad, es decir, con eficiencia y eficacia, las tecnologías digitales más adecuadas en los procesos claves de generación de valor y para eso hay que conocer en profundidad el negocio y aplicar creatividad e innovación para “salir de la caja”. “Situaciones como la que enfrenta el mundo actualmente ante esta pandemia deben ser vistas como oportunidades para cambiar, para transformarse”, resalta el especialista.

Para esto, Ladera señala cuatro claves que se deben tomar en cuenta para pasar de un negocio tradicional a uno digital:

  1. Gestión del Cambio

Transformación es cambio, y definitivamente no se pueden llevar adelante cambios dentro de una organización sin crear las condiciones adecuadas para ello. En las transformaciones digitales de las organizaciones es necesario contar, entre otras cosas, con:

  • Liderazgo desde los niveles más altos comprometidos e involucrados con la visión de transformación del negocio, con una comunicación permanente y clara.
  • Definición de objetivos orientados al crecimiento del negocio (nuevos canales de ventas, nuevos productos y/o servicios, nuevos mercados, nuevas formas de satisfacer a los clientes, nuevas formas de acelerar la producción o la entrega de bienes.
  • Involucramiento en la medida de lo posible de todas las áreas de la organización, permitiéndoles a todos aportar sus conocimientos sobre el negocio y su experiencia en cada proceso clave susceptible de ser transformado con tecnologías digitales.
  • Capacitación y orientación profesional para desacoplar estructuras, organizar equipos multidisciplinarios altamente efectivos, adoptar nuevas metodologías de trabajo (Design Thinking, Metodologías Agiles Lean Startup, etc..), aprender sobre diversas tecnologías digitales, entre otros.

 

  1. Tecnologías adecuadas

Existen diversas tecnologías digitales que pueden ser aplicadas en diferente grado y diferente manera en prácticamente todas las industrias o actividades económicas.

Ladera resalta que “la capacidad de poder aplicar y generar ventajas competitivas a partir del uso de tecnologías digitales tales como, Inteligencia Artificial, Blockchain, Internet of Things o Edge Computing, por ejemplo, depende en gran medida en primer término de las habilidades de las personas que conforman la organización, para crear a partir del conocimiento profundo de la cadena de valor del negocio o la industria en la que se compite, y en segundo término de las alianzas con proveedores especializados en el manejo de estas tecnologías y los que provean las capas base en términos de conectividad, capacidad de cómputo, y seguridad”.

Una muestra clara de las soluciones de base necesarias para llevar adelante una transformación digital es la implementación de redes adaptativas con soluciones como las ofrecidas por CenturyLink basadas en tecnologías red SD-WAN, aportando ventajas muy relevantes en las capacidades disponibilidad, gestión, visibilidad y optimización en el uso de las aplicaciones y el flujo de datos e información que se van incorporando a partir de la transformación digital de los procesos que conforman o conformaran el negocio.

 


TAMBIÉN PUEDES LEER :

¿Qué hacer si tú o tu empresa son víctimas de un delito informático?

Bodegas y farmacias de barrio venderían 30% más a través de canales digitales


 

  1. Enfoque en el cliente

“En la búsqueda de generar nuevas oportunidades para crecer y crear ventajas competitivas una de las principales aristas de la transformación digital se relaciona con mejorar continuamente la experiencia del cliente y maximizar su satisfacción”, comenta Ladera.

En la actualidad, las empresas tienen más información sobre sus clientes que nunca, y es pertinente aprovecharla para optimizar sus experiencias y encontrar nuevas oportunidades. Por ejemplo, para analizar los datos desestructurados (Big Data) y convertirlos en información útil para la toma de decisiones se hace imprescindible el uso de tecnologías como Analytics y la aplicación de Inteligencia Artificial.

 

  1. Optimización y automatización de procesos

La aplicación de tecnologías digitales definitivamente puede ayudar enormemente en la optimización de procesos claves del negocio e inclusive posibilitar la automatización de los mismos, liberando el recurso humano y sus capacidades avanzadas de pensamiento para crear e innovar para seguir acelerando en un círculo virtuoso la transformación de la organización.

La optimización y automatización de procesos dentro de la visión de lo que es una transformación digital deben ser vistos como iniciativas habilitadoras de crecimiento y generadores de ventajas competitiva, es decir, como inversión, y no confundir con una visión orientada simplemente a la reducción de costos, una visión mucho más cercana a lo que es simplemente “digitalización” del negocio”.

 

  1. Aumento en productividad

Sin duda, las tecnologías digitales habilitan la productividad y la eficiencia en términos de costos y tiempo. Por ello, el especialista indica que “la implementación de soluciones tecnológicas que habiliten a los colaboradores a interactuar de forma eficiente, en cualquier lugar, en cualquier momento, desde cualquier dispositivo definitivamente permiten a las organizaciones acelerar los cambios, resolver problemas más rápido, interactuar diligentemente con clientes y proveedores, etc…impactando la productividad y las experiencias de clientes y empleados”.

Hoy más que nunca es el tiempo de la era de la transformación y para seguir poder competir en un mundo cada vez más complejo, global y por ende competitivo, es necesario que las organizaciones den un paso adelante para llevar sus negocios a la par de la era digital.

 


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Century Link a través de su agencia Corpro.

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y Tumblr.

 

Por Sandra Cobos (scobos@cborrador.com)

Economista con maestría en España. Orgullosa madre primeriza buscando mantener un pie en el mundo de adultos.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?