La CuarenTEA

Wow! mis respetos.

Al fin se durmieron

Tengo una familia grande y ruidosa, mi esposo y yo estamos acostumbrados al bullicio, a las risas, las peleas entre hermanos y el llanto, todo eso forma parte de nuestra “biósfera”, cuando empezó la cuarentena vivimos un par de semanas de vacaciones tratando de acomodarnos al encierro, los chicos sufrieron al principio porque las salidas los fines de semana se acabaron, las idas al parque por las tardes también, los amigos, la movilidad, el colegio, visitar a los abuelos, los primos, los viernes de pizza, en fin tantas cosas cambiaron, pero nosotros seguíamos unidos más que nunca, mi esposo estaba feliz de trabajar desde casa, almorzábamos todos los días juntos, yo iba a volver al trabajo después de muchos años pero la pandemia no me dejo, igual yo me sentía feliz en este 24/7 que nos había tocado vivir, los días y semanas pasaron y las cosas empeoraron a variar…

Ver la entrada original 675 palabras más

Un comentario en “La CuarenTEA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s