Maple Bear, la red de escuelas canadienses, anunció la apertura de aproximadamente 15 colegios en Perú durante los próximos cinco años, principalmente en las ciudades de Lima, Trujillo, Cusco y Chiclayo, esto a través del esquema de franquicias, como parte de su estrategia de expansión en América Latina. La red de escuelas inicia su expansión en el país con una escuela en Arequipa. 

«Perú es un mercado atractivo para los colegios bilingües, pues el sector tiene un alto potencial de crecimiento. Existe una gran oportunidad para ofrecer enseñanza de calidad y para invertir en una franquicia educativa como Maple Bear que se rige por una metodología pedagógica canadiense, país que se ubica constantemente entre los mejores del mundo”, indicó Mateo Cuadras, director de expansión internacional de Maple Bear América Latina.

Asimismo, Cuadras recalcó que, a pesar de estar frente a una situación inusitada, pronto terminará y cuando esto suceda, habrá suficiente demanda y los niños van a regresar a las escuelas porque lo necesitan. En ese contexto, apostar por comprar una franquicia educativa será una gran oportunidad, porque cuando las escuelas abran en el 2021, el panorama probablemente será diferente.

Según la prueba PISA, que evalúa la calidad educativa de 70 países en el mundo, el Perú se ubica en la posición número 63, sólo dos países de América Latina se encuentran por debajo de Perú: República Dominicana y Brasil. Conforme al Índice de Competencia en inglés del Foro Económico Mundial, Perú obtuvo una puntuación de 50/100, calificación considerada como “baja”.


¿Cuál es el futuro laboral de las personas de tercera edad_ (1)

INGRESA AQUÍ PARA LEER LA NOTA


Maple Bear ofrece un programa que está basado en el modelo de educación pública de Canadá. La currícula está diseñada para educar al niño en la parte física, intelectual, emocional y social, teniendo como objetivo provocar la curiosidad e incitar a los alumnos a buscar las respuestas a las dudas y actividades en el aula. “Con inmersión en un ambiente bilingüe, los niños comienzan desde temprano el contacto con el inglés, no aprenden inglés, aprenden en inglés de forma natural, como aprendieron la lengua materna”, acotó el director de expansión internacional de Maple Bear.

Su red de trabajo está estructurada en tres pilares que garantizan el éxito de sus prácticas, que son: enfoque en el profesor y en los maestros con entrenamientos periódicos y frecuentes, conducidos por un equipo de educadores canadienses. Además, impulsa mejores prácticas de educación destacando el bilingüismo de inmersión por lo que su método de enseñanza se basa en enseñar en inglés. Finalmente, la certificación de calidad de todos los colegios que tiene Maple Bear a nivel mundial.

Con el modelo de franquicia, la red educativa tiene un alto potencial de generación de ingresos y rentabilidad debido a dos factores: la demanda por la enseñanza de calidad a nivel internacional y el interés de los padres de familia ante una formación que incluya el dominio del inglés desde la infancia. El precio de cada franquicia es de US$55,000 aproximadamente. La inversión total se estima en un mínimo de US$200,000, que incluye el fee de franquicia y los costos de construcción o remodelación, equipamiento y material didáctico.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Maple Bear a través de su agencia Pacific Latam .

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y Tumblr.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?