Sabemos que el mundo se transformó y las personas han cambiado costumbres, hábitos y gustos. Además, se han generado profundas y necesarias reflexiones sobre el concepto “hogar”. Para el sector dedicado al diseño de interiores especializado en vivienda, el último año ha sido un año bisagra, ya que se han despertado nuevas necesidades y esto permite mirar hacia adelante con un enfoque renovado para ayudar a satisfacer las necesidades. 

Ahora, más que nunca, las personas se preguntan: ¿cómo queremos que sea nuestro hogar? Siendo en definitiva una prioridad para ellos. Y así lo dio a conocer Accenture en un estudio en el que se muestra que el 70% de las personas esperaban hacer la mayor parte de su socialización en su hogar en época de vacaciones, a causa de la pandemia que vive el mundo. Sin embargo, existen algunos ejes básicos que -según los expertos- trazarán el camino a seguir este año y -en general- la siguiente década.

En ese orden de ideas, Andrea Josende Planella, Diseñadora de Interiores y Docente de la Escuela Superior de Diseño de Barcelona ESDESIGN, habló sobre el tema y dejó en claro que una de las inclinaciones preferidas es el gusto por los espacios multifuncionales y mutables, es decir, consistentes en el desarrollo de espacios más amplios, grandes y adaptables. La adecuación de esta predilección se ha visto corroborada por los hechos más recientes, ya que el hogar se ha visto obligado a absorber las funciones de oficina, gimnasio y escuela. 

“Aunque los hogares, especialmente en las ciudades, tienden a ser más pequeños y habitados por menos personas (una o dos), los espacios se unifican para ayudar a escapar de la claustrofobia de las antiguas viviendas compartimentadas en exceso. Las nuevas viviendas se articulan a partir de espacios multifuncionales y mutables, capaces de adquirir nuevas funciones. La zona de día con las funciones cocina-salón-comedor es ya un requisito en la gran mayoría de reformas y viviendas de nueva construcción de tamaño pequeño-medio, así que literalmente esas paredes y limitaciones sociales ya han sido derribadas e integradas en la distribución de una casa”, detalló Josende Planella.

Las nuevas necesidades generan una problemática en la distribución integral, por ejemplo, ubicar en el salón la oficina temporal, a veces, no resulta como se planea si hay más de dos personas trabajando y requieren de mucha concentración. Los espacios de circulación se han visto reducidos gracias a la tendencia de unificación de sitio, por lo que replantear el hogar para dar más amplitud en estos contextos resulta bastante funcional. Practicar deporte en casa también requiere de un espacio íntimo y amplio, de libre movimiento y de una luz agradable. Es una de las solitudes que más se aplican a la hora de renovar. 

Por esto se deben tener en cuenta estas tendencias que ayudarán a trazar el camino este 2021:

1. Satisfacer la necesidad de desconectar en tu propio hogar: Se adivina la futura tendencia de los espacios Cocoon, fruto de la necesidad de nuevas formas de espacios ‘santuario’ privados, donde todos los sentidos puedan relajarse. 

2. Integrar la sostenibilidad en el diseño y los materiales: La conciencia medioambiental está ya pasando de ser una mera filosofía a integrar la sostenibilidad como una característica más de la vivienda. Además, el diseño atemporal se convierte en sinónimo de sostenibilidad, de modo que los materiales, calidades y el mobiliario tendrán, no solo un carácter único, sino también una voluntad de permanecer. 

3. La artesanía, los colores tierra y los materiales desgastados: La artesanía se consolida como contrapunto a la tecnología, e introducir muebles, materiales y tejidos vintage en las viviendas aporta carácter y calidez. Potenciar los colores tierra y en tonos apagados y pasteles claros es otra de las tendencias que se consolidan. 

“Vestir la casa de tejidos naturales con textura, linos gruesos desgastados y envejecidos, lanas tejida en bucle, sisales y alfombras de pelo largo; usar materiales honestos, maderas envejecidas, baldosas artesanas, piedras naturales; conectar el interior con el exterior, extender el salón decorando la terraza con alfombras, puff y sofás cómodos o acercando el verde al interior con grandes ramos de flores o plantas, y por último, integrando la tecnología, que controla la eficiencia energética y nos conecta con el exterior. La vivienda contiene hoy en día más tecnología, pero es menos visible que nunca”, concluyó Josende Planella.



La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de EsDesign a través de su Agencia Boutique Nebraska Comunicadores 

Fuente: https://www.esdesignbarcelona.com/

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?