El 92% de las ventas de las empresas, al cierre del 2020, se efectuaron empleando los medios de facturación electrónica, lo que evidencia el avance de la masificación de los comprobantes de pago electrónico en el Perú, informó la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT).

Ese resultado fue expuesto durante Taller Internacional sobre Facturación Electrónica y Análisis de Datos, organizado por la Administración Aduanara y Tributaria y el Fondo Monetario Internacional (FMI), con la participación de especialistas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Durante el encuentro, que se desarrolló de manera virtual, se explicó que este avance ha sido generado tanto a partir de las empresas de segmentos que progresivamente fueron incorporándose a la facturación electrónica, en los plazos establecidos por la SUNAT; como por aquellas que decidieron adoptarla de forma voluntaria, por las ventajas que trae a sus negocios.

Precisamente, el FMI viene desarrollando investigaciones y análisis tendientes a identificar los impactos que está generando el proceso de masificación en la implementación de la facturación electrónica en el Perú y los incentivos para que ésta sea adoptada por las diferentes empresas. 

Al respecto, un estudio conducido por el citado organismo internacional, con la colaboración de la SUNAT, que abarcó los años 2010 al 2017, demostró que la facturación electrónica incrementó las ventas, la compras y el valor agregado de las pequeñas y grandes empresas en el primer año que la adoptaron. Asimismo, el impacto positivo aumentó en los trimestres subsiguientes a la fecha de adopción obligatoria.

En el 2019, el FMI inició una segunda investigación que abarca los años 2013 a 2017 para evaluar la forma en la que la implementación obligatoria de la facturación electrónica por parte de algunos segmentos de empresas ocasionó que ésta fuera también adoptada por otras empresas que no estaban obligadas a hacerlo, pero mantenían relaciones comerciales con las primeras.

El estudio busca diferenciar los impactos de acuerdo a la magnitud de variables tales como la cantidad de transacciones realizadas con empresas obligadas a usar la facturación electrónica, o las características de las compañías (tamaño, sector, cliente, proveedor, entre otros).

Durante el citado taller internacional, los profesionales de la SUNAT y los funcionarios de las entidades internacionales participantes analizaron los resultados preliminares del estudio y discutieron los efectos de las medidas desarrolladas por la administración tributaria. 

El Superintendente Nacional de la SUNAT, Luis Enrique Vera, destacó que la masificación de la facturación electrónica no solo mejora la competitividad de las empresas, sino también contribuye a la mejora del cumplimiento tributario.

Añadió que en el presente año se espera superar el 93.5% de cobertura de las ventas de las empresas utilizando la facturación electrónica.

Cabe mencionar que este moderno sistema de facturación ha sido implementado en los últimos años en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe y, de acuerdo con diversos estudios del FMI, no solo permite la expansión progresiva de la base tributaria, sino que adicionalmente genera una mayor competitividad en las empresas, al reducir los costos de facturación e incentivar su transformación digital.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de SUNAT

Fuente: http://www.sunat.gob.pe/

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?