Si bien la facturación electrónica está casi masificada en el Perú, el 99% de las empresas la utiliza solo para generar los comprobantes y luego enviarlos por correo electrónico, mientras que menos del 1% la usa para la emisión y recepción de recibos, reveló Kenneth Bengtsson, presidente ejecutivo de Efact.

“Las empresas llaman a sus clientes para preguntar a qué correo pueden enviar sus facturas, en un archivo PDF adjunto. Eso no es facturación electrónica, sino que es casi lo mismo que recibir un comprobante físico, porque implica que alguien tiene que ingresar manualmente la información al sistema contable con todos los errores y costos que esta práctica ocasiona”, advirtió.

Según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre el 8% y 10% de las facturas en papel emitidas contienen errores. Bengtsson explica que cuando una empresa recibe un comprobante en PDF y lo ingresa de forma manual en su sistema contable, asume el mismo riesgo a equivocarse que un documento físico y generar controversias que impiden el pago e incluyen costos extras.

La facturación electrónica, según definición de la ONU, ocurre cuando la información se envía y recibe de forma estructurada a través de un sistema digital. “En vez de llamar para preguntar a qué correo tengo que enviar la factura, en la misma plataforma de facturación electrónica, como la que pertenece a SUNAT o un OSE, cada empresa tiene un buzón donde recibe sus comprobantes”, aclara el ejecutivo de Efact.

El uso actual del sistema digital priva a las compañías peruanas de acceder a los verdaderos beneficios previstos en esta herramienta. De acuerdo a estudios de la ONU, el costo de recibir un comprobante físico es de S/ 21.60, en comparación a los S/ 7.30 del recibo digital. Según Bengtsson, las empresas no completarían este ahorro por una incorrecta utilización de la plataforma electrónica.

“Cuando se recibe un documento en PDF y los datos se integran de forma manual al sistema contable, las empresas se exponen a falta de precisión y exactitud de los datos y del proceso, que generan costos extras en el ingreso de codificación, la validación, almacenamiento y gestión de controversias y del pago de la factura”, explicó.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Efact a través de su agencia Porter Novelli.

Fuente: https://www.efact.pe/

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?