Las acciones de fiscalización realizadas por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento, determinaron que, en el año 2020, las 49 empresas prestadoras (sin considerar a la Unidad Ejecutora Servicios de Saneamiento Tumbes, que no tiene fondos de inversión ni reservas) usaron más de S/750 millones de sus fondos de inversión y más de S/75 millones de sus reservas Merese, GRD y ACC.

Como se recuerda, el Decreto de Urgencia N° 036-2020 autorizó a las empresas prestadoras a utilizar los fondos de inversión y reservas de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos (Merese), gestión del riesgo de desastres (GRD) y adaptación al cambio climático (ACC), así como a suspender los aportes a los mismos para cubrir los costos de operación y mantenimiento de los servicios durante la pandemia. También le dio a la Sunass la función de fiscalizar que esos fondos fueran utilizados para los fines establecidos. 

Ante la persistencia del estado de emergencia, mediante el Decreto de Urgencia N° 005-2021, en enero del 2021, el Estado autorizó al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, realizar transferencias al fondo de inversión de Sedapal por S/198 millones; y a los de las otras empresas prestadoras por S/102 millones.

Sin embargo, estos montos no logran cubrir los fondos y reservas utilizados durante el 2020, lo que deja a las empresas y al servicio de saneamiento en una situación vulnerable. En este panorama, han quedado rezagadas las inversiones actuales y futuras, necesarias para asegurar la continuidad y mejora del servicio, así como la ampliación de la cobertura.

EFECTOS EN LA RECAUDACIÓN DE LAS EMPRESAS

Durante los primeros meses de la crisis sanitaria se generó cierta desestabilización en el orden económico de las empresas prestadoras. De marzo a junio de 2020, disminuyó considerablemente el volumen facturado, el que se recuperó a partir del segundo semestre, aunque no totalmente.  Al cierre del 2020, la recaudación en las empresas prestadoras solo alcanzó el 93 % de lo recaudado el año anterior.

Con la reanudación de la lectura de medidores, en junio, se constató un mayor consumo de agua en los hogares debido al aislamiento social, sobre todo, en las EPS más grandes. Asimismo, se observó una reducción de consumo en la categoría comercial, a causa de negocios que permanecieron cerrados. En Sedapal, por ejemplo, el consumo doméstico se incrementó en 8.6 % respecto del 2019; y el consumo comercial disminuyó en 15.6 % para el mismo periodo.

La Sunass publicó estas cifras a través de su boletín estadístico Sunass en cifras que se encuentra en la sección publicaciones de la página web:www.sunass.gob.pe, el mismo que recoge información del estado actual de las empresas prestadoras. 


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de SUNASS

Fuente: https://www.sunass.gob.pe/

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?