El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI) señaló que, debido a la mayor demanda de los mercados internacionales por las papas peruanas, en sus diversas especies, las exportaciones de nuestro producto bandera podrían cerrar este año a US$ 5 millones, pese a la pandemia del COVID 19.

“Las exportaciones de papa del 2019 llegaron a envíos de 815 toneladas de papas procesadas, en el 2020 se exportó 17, 160 toneladas pese a la pandemia, y para en el 2021 estimamos exportar hasta   18 mil toneladas de papa peruana”, afirmó el especialista de la cadena de papa del MIDAGRI, Juan Miguel Quevedo 

Explicó que la demanda por la papa peruana está creciendo principalmente en su presentación procesada, precocida y congelada en Estados Unidos, mientras que en Europa prefieren la papa peruana nativa y procesada para disfrutarlas en chips.

Asimismo, Bolivia se ha convertido en uno de nuestros principales compradores de papa fresca, ese mercado es atendido por Puno, Arequipa, Cusco y Apurímac. “Bolivia solo ha cubierto una demanda parcial de 1.1 millones de toneladas de una demanda total de 1.2 millones de toneladas de papa.  Por otro lado, la tunta producida en la sierra sur de Perú, es de muy buena calidad y les gusta a los hermanos bolivianos”.

“El año pasado fue un récord, los bolivianos nos compraron 16 mil toneladas de papa fresca, dirigida a empresas que realizan el pelado, congelado y las venden a los restaurantes de comida rápida que se han incrementado en Bolivia, debido a que sus variedades locales tienen mucho contenido de azúcar.

Cabe destacar la exportación de la tunta, una papa procesada, deshidratada a bajas temperaturas, puestas en el río a temperaturas que llegan a menos -8 o -10 grados. Es una papa que para consumirla se remoja unas dos semanas o tres, se puede almacenar como dos años. Es el complemento perfecto para los platos bolivianos como sopas y guisos”, dijo el especialista.

En estos últimos años, también se ha procesado vodka a base de papas nativas de Huancavelica con mucho éxito en las tiendas y supermercados de Estados Unidos. Además, esta papa también ha servido para elaborar alcohol medicinal usado dentro del contexto de la pandemia del Covid-19.

Juan Miguel Quevedo indicó que gracias al Centro Internacional de la Papa (CIP), se identificaron unas 70 variedades de papas nativas aptas para la fritura, que fueron inscritas en el Registro de Cultivares Comerciales, siendo las más pedidas las de pulpa de color amarillo, rojo, morado, azul que son muy demandadas por las empresas que hacen papas fritas como snacks y su destino final es la exportación.

Inversiones

Quevedo señaló que, en el Perú, se estima que la superficie total del cultivo de papas nativas a nivel nacional llega a las 68,000 hectáreas, además el costo de producción por cada hectárea es un promedio de 7,000 soles, en consecuencia, los productores de esta papa, especialmente las organizaciones de productores con enfoque empresarial y cooperativas de productores invierten alrededor de 476 millones de soles en cada campaña agrícola. 

El grupo de las papas nativas, que tienen 7,000 años de antigüedad, destacan: Huayro, Huamantanga, Camotillo, Ceccorani, Peruanita, Sangre de toro, Wencos, Quecorani, Añil, Leona, Alcarraza, etc. 

Explicó que la última campaña agrícola de papa nativa se inició en agosto del 2020 y concluirá el próximo julio 2021, este proceso contempla preparación de terreno, la siembra, el mantenimiento del cultivo, la cosecha y postcosecha, es en este periodo de tiempo donde los productores individuales o empresas productoras ejecutan dicha inversión.

Las papas nativas solían ser la base de la alimentación de autoconsumo de la población de la zona altoandina del Perú mayormente constituida por comunidades campesinas, pero a partir del 2008, año en que se celebró el Año Internacional de la Papa, donde hubo en el país un boom gastronómico, se promovió una importante demanda en el mercado y las papas nativas cobraron protagonismo hasta la fecha. Cabe señalar que aproximadamente 150,000 productores de la Agricultura Familiar dependen de la producción de papas nativas.

El especialista de la cadena de papa del MIDAGRI explicó que la papa nativa tiene muchas ventajas como ser inocuas, más sanas, más naturales y nutritivas, además se pueden consumir con cáscara y todo.

“Antes no había papas nativas fritas, ahora las encontramos en varios restaurantes populares, inclusive acompañan al pollo a la brasa donde se usa la Huamantanga, Amarilla Tumbay, Huayro, Peruanita, Wencos, Alcarraza, etc. Incluso la cocina fusión, para paladares más exquisitos, la papa nativa está presente”, mencionó el funcionario.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Ministerio de Agricultura y Riego

Fuente: https://www.gob.pe/minagri/

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?