Sarcoma y Carcinoma son términos muy utilizados en la medicina. Si bien son términos que puedan sonar parecido, no lo son. ¿Conoce cuál es la diferencia entre uno y otro? 

“Es necesario comprender que los carcinomas y los sarcomas son dos tipos diferentes de cáncer”, comenta Dale Shepard, MD, PhD de Cleveland Clinic.

“Los carcinomas son el tipo de cáncer más común y son los que la mayoría de la gente pensaría de inmediato”, indica Shepard. «En comparación, los sarcomas son raros y la mayoría de las personas no saben qué son y no pueden recordar a nadie que haya tenido uno», agrega.

Donde se desarrollan los carcinomas

  • Los carcinomas comienzan en las células epiteliales. Estas son aquellas que recubren las superficies dentro y fuera de su cuerpo:
  • Los adenocarcinomas comienzan en tejidos que segregan líquidos o moco, por ejemplo, en la mama, colón, pulmón y próstata.
  • Los carcinomas de células basales se desarrollan en la base de la capa externa de la piel.
  • Los carcinomas de células escamosas se forman justo debajo de la superficie de la capa externa de la piel.
  • Los carcinomas de células de transición comienzan en los tejidos que recubren la vejiga, los uréteres, los riñones u otros órganos.

Donde se desarrollan los sarcomas

Los sarcomas comienzan en las células mesenquimales. Estas son las células que forman sus huesos y tejidos blandos. Hay dos tipos principales y más de 50 subtipos de sarcoma:

Los osteosarcomas comienzan en el hueso, cartílago o médula ósea.

Los sarcomas de tejido blando pueden comenzar en la grasa (liposarcoma), músculo (rabdomiosarcoma o leiomiosarcoma), nervios (tumores de la vaina nerviosa periférica), tejido fibroso (fibrosarcoma), vasos sanguíneos o linfáticos (angiosarcoma) o tejidos profundos de la piel (sarcoma epitelioide).

Recuerde: todos los ‘omas’ no son cáncer

En los cánceres, incluidos el carcinoma y el sarcoma, las células se dividen de manera incontrolable, invaden los tejidos cercanos y, finalmente, pueden extenderse a sitios distantes.

“Es importante saber que las masas benignas también pueden terminar en ‘oma’, que significa ‘tumor’, pero estas células se comportan y se tratan de manera muy diferente”, dice el Dr. Shepard.

«Por ejemplo, las células de tumores benignos como adenomas, fibromas y angiomas no invadirán los tejidos cercanos ni se diseminarán a otros sitios». Agrega.

Por lo tanto, los tumores no tienen las mismas consecuencias negativas que un carcinoma o un sarcoma.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Cleveland Clinic a través de Atrevia.

Fuente: clevelandclinic.org/loveyourheart

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?