El Instituto Nacional de Calidad (Inacal), entidad adscrita al Ministerio de la Producción, cuenta con Normas Técnicas Peruanas (NTP) que establecen requisitos de calidad y buenas prácticas agrícolas en los granos de la quinua y sus derivados para el desarrollo de estándares en su producción, facilitando la comercialización de este producto andino en los mercados nacionales e internacionales.

“Ante la creciente demanda de exportación de la quinua, que llega a 50 países del mundo y el incremento en su producción nacional (12 % registrado en el 2020), el Inacal promueve la aplicación de normas técnicas para elevar la calidad en la cadena de valor de este superalimento, que representa un ingreso económico importante para miles de familias en las regiones productoras y cumple un rol fundamental en la seguridad alimentaria del país”, señaló Clara Gálvez, presidenta ejecutiva del Inacal.

La “NTP 205.062. Granos Andinos. Quinua”, fija los requisitos de clase y grado de los granos de la quinua procesada, destinada a la comercialización para el consumo humano. Asimismo, clasifica los granos de la quinua por el color (blanco perlado y de color); y tamaño, que es determinado por el diámetro, expresado en milímetros: grandes (mayor a 1,70 mm), medianos (entre 1,70 a 1,40 mm) y pequeños (menores a 1,40 mm).

Según su aspecto físico, los granos de quinua pueden ser: enteros; quebrados (pedazos de granos); dañados (alterados por agentes físicos, químicos o biológicos); manchados (coloración diferente a la normal de la variedad); germinados (desarrollo inicial del embrión por presencia de humedad); recubiertos (conservan la envoltura); e inmaduros (pequeño tamaño, menor peso y coloración verdusca); entre otros.

Para verificar los aspectos mínimos de calidad de la quinua, la norma señala que se debe realizar por medio de evaluaciones físicas y sensoriales. Los requisitos sensoriales del grano de la quinua están determinados por el color, olor y sabor característico del producto; y su aspecto que debe responder a un grado de homogeneidad.

De igual forma, contiene orientaciones para la presentación óptima del producto que garanticen su inocuidad como: la homogeneidad (el contenido de cada envase debe estar constituido únicamente por quinua de la misma calidad); envasado (limpios, ventilados, resistentes para el transporte, manipulación, conservación y comercialización); y etiquetado (identificación- origen).

Las principales variedades comerciales del grano de la quinua que existen en el Perú son: Illpa INIA, Salcedo INIA, Collao, Rosada Taraco, Kancolla, Tahuaco, Blanca de Juli, Altiplano (INIA 431), Ayacuchana INIA, Mantaro, Huacariz, Huancayo, Hualhuas, Quillabamba INIA, Amarilla Marangani, Amarilla Sacaca (INIA 427), Blanca de Junín, Pasankalla (INIA 415) y Negra Collana (INIA 420).

Cabe destacar, que el Inacal  cuenta además con otras normas para la quinua y sus derivados, como: la “NTP 011.458:2015” (define lineamientos para la aplicación de buenas prácticas agrícolas en el cultivo de la quinua para asegurar la calidad e inocuidad de los granos); “NTP 011.451:2018” (establece los requisitos de la harina de quinua para su comercialización); “NTP 205.061:2018” (requisitos de las hojuelas de quinua cruda); y la “NTP 011.462:2019” (requisitos de calidad de la quinua grano blanco para su comercialización como materia prima).


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de INACAL.

Fuente: www.inacal.gob.pe

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Redacción CB

Los invitados, los columnistas, todos ellos aquí

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?