TRANSPORTES Y COMUNICACIONES

Ford utiliza robots conductores para pruebas de vehículos en condiciones extremas

El laboratorio y centro de investigación Ford’s Weather Factory en Alemania, utilizado para simular una variedad de condiciones extremas bajo un mismo techo, ha permitido a los ingenieros probar vehículos de una manera completamente innovadora, eliminando las limitaciones que se presentan durante las pruebas en el mundo real.

Las condiciones simuladas en el laboratorio son tan realistas que incluso los conductores más experimentados de pruebas llegan a cansarse o sentirse mal por el alto nivel de exigencia como en el caso de las pruebas de altitud. Por ello, Ford ha decidido incorporar a dos robots conductores, apodados por como Shelby y Miles, para ayudar en las pruebas, especialmente en las de altitud donde un requisito clave es que el circuito se deba repetir muchas veces.

“Estos dos nuevos pilotos son fantásticas incorporaciones al equipo, ya que pueden afrontar las desafiantes pruebas de resistencia a gran altura y con altas temperaturas. Una vez que el robot está en el asiento del conductor, podemos realizar pruebas durante la noche sin tener que preocuparnos de que el conductor necesite un sándwich o un descanso para ir al baño”, indicó Frank Seelig, supervisor de pruebas en el Tunnel Testing de Ford Europa.

¿Cómo funciona esta tecnología?

Esta importante sede realiza diversas pruebas de manejo que le otorgan confianza y seguridad extra a los conductores, brindándoles así la garantiza de que utilizan vehículos que han resistido las condiciones meteorológicas más extremas, como la temperatura del desierto del Sahara o la cima de los picos alpinos más altos.

Para los conductores humanos, las pruebas en el túnel de viento que se desarrollan a gran altitud requieren numerosos protocolos de seguridad, como contar con tanques de oxígeno, equipo médico y un paramédico en el lugar al mismo tiempo que se monitorea constantemente la salud del conductor.

En cambio, un robot de prueba puede operar sin problemas ni restricciones en temperaturas que van entre -40° y +80°C, así como en altitudes extremas y, además, se pueden configurar y programar para diferentes estilos de conducción. Las piernas de los robots se extienden hasta los pedales del acelerador, freno y embrague, con un brazo posicionado para cambiar de marcha y el otro utilizado para arrancar y detener el motor.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa de Ford a través de su agencia bcw Fuente: https://www.ford.pe/

Puedes seguirnos en nuestras redes. No te pierdas Viernes Informal por Instagram, nuestro podcast LinkedIn Con Cola por Spotify o Mirada Latina por Linkedin

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: