Energía

Por las buenas o las malas, el destino de Camisea es incierto

Pedro Castillo llegó a Estados Unidos con una maleta cargada de promesas. Las mismas que realizó en el Congreso de la República, cuando asumió el mando: respetar la propiedad privada, generar empleo con enfoque social, sacarnos de la crisis económica y sanitaria y cuidar la democracia. 

Pero ¿qué dijo realmente Castillo cuando asumió el mando? Releyendo su discurso claramente habló de respetar la propiedad de los ciudadanos pero no de las empresas.👇🏾

DISCURSO LEÍDO POR CASTILLO EL 28JUL21

Casi un mes después, durante su gira en Estados Unidos en una sesión del Consejo Permanente de la OEA junto al secretario general Luis Almagro, dijo algo similar, pero esta vez enfocado en los grandes inversionistas y empresarios, rechazando que se le llame comunista en la cuna del capitalismo e invitándolos a realizar inversiones. 

El presidente además anunció la próxima llegada de una misión empresarial al Perú. La pregunta es ¿qué tan determinante es la visita?

Además  ¿por qué Castillo hizo ese llamado justamente en Estados Unidos, un país que tiene un modelo económico con el cual no comulga? El presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde había dicho que era determinante las expectativas para incentivar la inversión privada. 

Días más tarde precisó, y en el marco de PERUMIN 2021, que sin inversión minera la economía peruana caería el próximo año. Es decir es necesario crear un clima de confianza en el actual gobierno para que el país pueda crecer y las personas obtener empleo, tal como pasaba en épocas prepandemia.

El ministro de Economía, Pedro Francke, también puso manos a la obra y decidió decir a todo aquel que deseara escuchar, que confié en Castillo y en las políticas que este gobierno y desplegaba el abanico de oportunidades que representa el Perú en reforestación, energías renovables e infraestructura verde.

“Las reuniones con empresarios e inversionistas han sido muy positivas. Les hemos presentado la economía del país y se explicó detalladamente. Creo que lo más importante fue el mensaje del presidente Castillo mencionando claramente la política de gobierno para atraer a la inversión privada e impulsar el crecimiento, así como el compromiso para que los servicios de salud y educación, el empleo y la infraestructura, mejoren para los pueblos rurales y cerrar estas enormes brechas sociales”, aseguró el ministro de Economía a la Agencia Oficial Andina.


OBSESIONADO CON CAMISEA

Todo parecía estar encarrilado, pero era una ilusión. En este quien manda a quién que se viene desarrollando en Palacio de Gobierno, se ha desecho lo avanzado por el Presidente Castillo en Estados Unidos.

Se podría pensar que el mandatario es una víctima atrapada en el sillón de Pizarro, sin embargo, su postura respecto a la inversión privada, y específicamente sobre Camisea es la misma que hoy ejecuta su Premier, Guido Bellido. Por lo visto los cambios sobre el yacimiento se darán por las buenas o por las malas, pero se harán realidad.

El 13 de abril, cuando Pedro Castillo era candidato a la presidencia declaró en Cajamarca: “nos ratificamos para que, en el marco de una nueva constitución, rescatemos los recursos estratégicos del Perú. Que el gas de Camisea sea para los peruanos, hay que nacionalizarlo. El oro, la plata y el litio, que se acaba de entregar a otros países, tiene que ser para los peruanos”. El momento fue registrado por La República y hoy cobra más vigencia que nunca.

El tema volvió a salir otra vez el 03 de junio, cuando Castillo cerraba su campaña electoral. Esa vez él dijo: “no nos temblará la mano para recuperar el gas de Camisea, no nos temblará la mano para convocar a ese referéndum por mandato del pueblo e instalar la Asamblea Nacional Constituyente para redactar la verdadera constitución del pueblo peruano”.

CUANDO SE HABLA DE NACIONALIZACIÓN

Así (y tras apenas 6 días de vuelta en el Perú) el domingo 26 de septiembre en la mañana el premier Guido Bellido puso la carne sobre el asador. Directo y sin escalas señaló que se nacionalizará Camisea si es que la empresa no renegocia el contrato. La posición de Bellido fue fortalecida con el apoyo de Vladimir Cerrón, presidente del partido de gobierno.

Lo anunciado por el premier fue de cierta forma desautorizada por el Presidente de la República, Pedro Castillo, en horas de la noche del mismo domingo pero el daño ya estaba hecho por más que resalte que “el Estado y el sector privado trabajando juntos por un Perú mejor“

A pesar de ello, Bellido continúo. Al día siguiente y de manera personal entregó un escrito con el cual el gobierno peruano inicia “el proceso de renegociación“.

El efecto inmediato fue el alza del tipo de cambio, y es que la palabra nacionalización es un signo de alerta. Un día después, 27 de septiembre, el tipo de cambio en el Perú alcanzó un nuevo récord histórico al cierre. La cotización del dólar subió a S/ 4.123 a nivel interbancario, lo cual es 0.36% mayor a lo registrado en la sesión cambiaria del viernes.

Pero ¿qué pensaron los empresarios al respecto? La amenaza de la nacionalización del proyecto Camisea es inconstitucional y además pone en grave riesgo la matriz energética del Perú, alertó el director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) Pablo de la Flor.

“Este es un pésimo mensaje que ahuyentará las inversiones en circunstancias que el Perú necesita de capitales para revertir la crisis económica que hoy afronta. Lo expresado por premier Guido Bellido ayer difiere notablemente de lo que viene comunicando el Gobierno en las últimas semanas: un mensaje de confianza y de invitación a la inversión privada”, acotó.

El contrato suscrito entre el Gobierno y el Consorcio Camisea no es lesivo para el país -afirmó- De la Flor, al explicar que cualquier acto de nacionalización en contra de Camisea quebrantará el orden jurídico, pues el actual marco constitucional y legal no lo permiten.


BENEFICIOS QUE NOS HA TRAÍDO CAMISEA

Actualmente Camisea deja al Estado, -comentó De La Flor- entre impuestos y otros aportes, el 65% de sus utilidades. Es decir, S/ 65 de cada S/100 de las rentas que genera el consorcio Camisea, se quedan como pago de impuestos y regalías. Estos recursos permiten que el gobierno central y a los gobiernos subnacionales de la región Cusco cuenten con recursos, los cuales deberían destinarse a realizar obras en favor de cerrar las brechas sociales.

“En 17 años de operación Camisea ha aportado al Estado más de 40,000 millones de soles, entre impuestos y regalías. Más de la mitad del presupuesto de Cusco, la región donde se ubica el yacimiento, proviene del canon gasífero”, indicó.

En ese sentido, mencionó que como producto del desarrollo de Camisea se generan aproximadamente 2 millones de dólares diarios en favor del país, de los cuales un millón va directamente a la región Cusco.

Asimismo, precisó que la producción del Lote 88 del yacimiento gasífero es exclusivamente para consumo nacional, lo que garantiza un horizonte de abastecimiento de por lo menos 25 años. A la fecha, 400 millones de pies cúbicos de ese volumen se reinyecta porque no hay demanda interna.

¿Cuál será el destino de Camisea? Por más que el presidente se niegue a decir la palabra, la suavice o la decore, los medios nacionales y extranjeros leen lo mismo: una amenaza de nacionalización.



Puedes seguirnos en nuestras redes. No te pierdas Viernes Informal por Instagram, nuestro podcast LinkedIn Con Cola por Spotify o Mirada Latina por LinkedIn.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: