Energía

¿Realmente Camisea no pertenece a los peruanos?

Esta semana se ha escuchado que el gas de Camisea no pertenece a los peruanos. Se lo he escuchado al premier Guido Bellido y a la ex candidata presidencial y aliada del actual gobierno Veronika Mendoza. Cuando vamos a renegociar un nuevo contrato con Pluspetrol, es bueno tener este hecho totalmente claro para saber si se gana o se pierde.

¿Qué dijo el Primer Ministro? Guido Bellido reitero su posición ésta semana, a pesar del tweet que lanzó el Presidente Pedro Castillo en la noche del domingo, que se entendía como un paño frío sobre los comentarios iniciales del Presidente del Consejo de Ministros. Castillo apostó por subrayar la necesidad de llevar gas barato a los peruanos. Dos días después Bellido dijo que no se podrá retroceder en la renegociación con la empresa que administra Camisea. ¿A qué se refería? Inicialmente, es decir el domingo 26 de septiembre, habló sobre nacionalización del yacimiento.

Dichas posiciones fueron reforzadas por la líderesa de Nuevo Perú, Veronika Mendoza. Ella recordó siempre ha tenido la posición de nacionalizar los recursos. “Nuestra propuesta es una autoridad de masificación de gas que ordene el proceso de masificación. Son 17 años que se está explotando el gas de Camisea, y apenas 10% de las familias tienen acceso al gas natural“, ha dicho Mendoza. Aquí la duda crece ¿el consorcio Camisea era el responsable de llevar el gas a las casas? y ¿esto significa que el gas esta en manos de la empresa y el Perú perdió sus derechos sobre el recurso?

¿Por qué no me beneficio directamente con Camisea?

El negocio de gas, al igual que el de energía, tiene tres partes. El que produce, el que transporta y el que distribuye. En el caso del productor, que es el Consorcio Camisea (donde hay varias empresas), el operador es Pluspetrol. El transporte lo hace TGP. La distribución lo hacen empresas como Cálidda, Contugas, Equiavi, entre otras. Enfoquémonos en la parte productiva ¿quién tiene los yacimientos? En el año 2000, el Estado Peruano adjudicó la exploración y explotación del yacimiento al Consorcio Camisea, hoy compuesto por las compañías Sonatrach, Hunt Oil Company, Repsol, Tecpetrol, SK Innovation y Pluspetrol, mediante un contrato vigente hasta el año 2040.

Otra duda que asalta al escuchar a los políticos es si el Perú se benefició. Aquí unas cifras, que ayudan a ver el impacto, que han llegado a nosotros y que se ha posteado en Instagram por un comunicado del Consorcio de Camisea:

  • Entre las regalías (37.24%) e impuestos (30%) pagados directamente por el Consorcio, el Estado recibe gran parte de los ingresos totales del Consorcio. Por estos conceptos, desde los inicios de la operación y hasta el año 2019 el proyecto ha transferido más de S/.40 mil millones al Estado Peruano.
  • ¿Y los cusqueños se han beneficiado o todo se quedo en el gobierno central? El Cusco, particularmente, ha recibido más de S/.20.000 millones, lo que equivaldría a más de 1 millón de dólares al día.
  • Camisea produce el gas gracias al cual se genera el 40% de la electricidad que se consume en el país. Más de 1.2 millones de familias usan gas natural en sus hogares y más de 200,000 autos lo utilizan como combustible (GNV).
  • Camisea produce el 75% del GLP que demanda el Perú, por lo que el resto es importado y sujeto a variaciones internacionales.
  • En el Perú hay reservas de gas natural suficientes para abastecer a más de 20 millones de hogares, cifra que largamente excede los 8 millones de hogares en el país, descontando lo que se exporta.
  • Ahora que andamos con el tema de la exportación… ¿el Perú recibe algo de esto? El consorcio indica que la exportación ha generado un ingreso a las arcas estatales de US$ 4,300 millones en regalías.

Vayamos a la madre del cordero ¿cómo se genera el precio -por ejemplo del GLP) al consumidor? El consorcio indica “el precio final del GLP (producto derivado de los líquidos del gas y destinado al balón de gas), por su parte, está compuesto en casi un 60 % por lo que cobran los comercializadores, distribuidores y mayoristas y aportes al Estado (el Consorcio es sólo el productor).“

¿Qué tanto impacta el balón de gas en el costo de vida? Si te dio amnesia te compartimos los cuadros que el INEI presentó en el Informe de Tecnico de Variación de los Indicadores Precios de la Economía, en donde claramente señala que “ Alquiler de Vivienda, Combustibles y Electricidad, presentó la mayor alza con 2,53%, explicado básicamente por los aumentos de precios que registraron los combustibles para el hogar, como el gas natural por red para la vivienda 6,4% a partir del 1° agosto (incremento en los gastos de promoción por una mayor demanda), gas propano doméstico 5,4% (como efecto de la variación del precio internacional del petróleo y un mayor tipo de cambio)“

La crisis del balón de gas, el alza del costo de vida y la inflación (que casi eran una sola cosa) llevaron al gobierno a lanzar un subsidio dirigido. Es decir el GLP volvió al Fondo de Estabilización de los Combustibles, en el cual se quema el dinero que se podría dirigir a otros temas pendientes. ¿Alternativas que tenía el gobierno? Muy pocas.

Por más que el Banco Central de Reserva intervenía no se podía parar la subida del dólar (el cual sube por temas externos pero también por la incertidumbre que genera el gobierno) y el precio internacional de lo hidrocarburos seguía al alza. Dado que es un tema que no es sostenible por mucho tiempo (a menos que queramos perder hasta la camisa en este trance), el gobierno de Castillo esta buscando una salida más permanente (en teoría) o quién hecharle la culpa de nuestra desgracia.

Escuchando al ex Ministro Aurelio Ochoa (escucha el video de arriba 👆🏾), se me abrió una segunda sospecha (seguro se llevan todo el gas afuera y nos dejan sin nada), fue descartada. Camisea lo constituyen dos lotes, el 88 y el 56.

El primero es de uso exclusivo para el Perú. “A pesar de ello, sólo del Lote 88, el 25% del gas natural que se extrae del subsuelo debe ser devuelto (reinyectado) al reservorio dado que no existe suficiente demanda en el mercado local“, explica la empresa….pero esto es una locura! Por qué pasa esto! No hay demanda, no hay conexiones a las casas y por lo tanto seguimos usando balones de gas en la cocina lo cual . Esta salida es mucho más real y estable en el tiempo. El tema es incentivar que dejemos poco a poco el balón de gas y pasemos al gas natural, que vendría a ser el equivalente de pasar de la cisterna de agua al servicio conectado de Sedapal.

¿Por qué no llega al Sur del Perú? La importancia del proyecto (aquí un video del mismo ministerio de Energía y Minas👇🏾) es claro por más que este ensuciado por la mano de Odebrecht. Esto elevaría la demanda del consumo de gas (y no deberíamos devolverlo al reservorio). Si se termina de construir, se podría atender también a las grandes ciudades del sur del Perú. De esta manera la urgencia de crear más redes locales pasará a los distribuidores locales.

Pero ¿el gas es o no peruano?

Si el gobierno va renegociar en nuestro nombre con Camisea para que los peruanos tengamos más acceso al gas en casa, se esta equivocando de interlocutor. Ellos no distribuyen, son otros. Entonces si esa es una de sus metas, arrancamos mal la negociación y ese indicador de éxito ya esta en pérdida.

La segunda afirmación de la semana es que se quiere nacionalizar el gas. Ello abre la puerta ¿es que se vendió (privatizó) Camisea o es que se dio en concesión? Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad de Peruana de Hidrocarburos aclara el tema. “De acuerdo a la Constitución de 1993, los recursos naturales son propiedad del Estado, en consecuencia, hablar de nacionalización de algo que ya es nuestro parece un error conceptual, o un intento de confundir a la opinión pública . Lo que esta claro es que el Consorcio Camisea es una concesión, en consecuencia es un contrato que lo ha otorgado el Estado que es un titular, sobre los derechos del gas natural y le ha encargado a Camisea que lo ponga en valor a cambio de hacer una inversión de US$ 12 mil millones“, refirió.

Entonces, si el gas es peruano y la distribución a los hogares no depende del Consorcio Camisea ¿por qué se busca renegociar? O es que en el listado de pedidos hay algo más ¿mayores contribuciones económicas de la empresa al Estado? ¿Cambios en la reglas de juego? No esta claro qué se pretende (les recomendamos que lean nuestro post Por las Buenas o Las Malas) y por lo tanto todo el proceso empieza mal. Recordemos que no hay lonche gratis.

Puedes seguirnos en nuestras redes. No te pierdas Viernes Informal por Instagram, nuestro podcast LinkedIn Con Cola por Spotify o Mirada Latina por LinkedIn.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: