Hay que ponerse en el escenario de mayor riesgo, el peor escenario posible, y trabajar pensando que habrá una segunda ola de la pandemia del coronavirus para estar preparados, señaló el viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio, tras manifestar que no se puede asegurar ni negar un posible rebrote porque el comportamiento de la epidemia es totalmente impredecible.

“Tenemos que insistir con las medidas preventivas, intensificar la vigilancia epidemiológica con la capacidad de detectar el virus precozmente, tomar medidas de contención de la enfermedad y la coordinación multisectorial para poder estar preparados ante una eventual segunda ola”, indicó.

El funcionario manifestó que la posibilidad de un rebrote depende de varios factores, como la existencia de población susceptible, que todavía no tienen anticuerpos contra la COVID-19; el cumplimiento de las medidas de bioseguridad, la capacidad de los servicios de salud para la detección temprana, la posibilidad de brindar soporte de alimentación y seguridad frente a una eventual cuarentena general o focalizada y la oportuna atención médica y cuidado de las personas afectadas por la COVID-19.


“Nos hemos dado cuenta de que los indicadores en el país han disminuido, pero no hay que bajar la guardia. Como sector tenemos que mantenernos en alerta e incrementar su vigilancia ante un incremento de casos”, precisó.

Asimismo, explicó que se tiene que identificar los lugares con mayor cantidad de personas que no han tenido contacto con el virus y para ello servirá el estudio de seroprevalencia que se está realizando en Lima y las que se realizarán las próximas semanas en provincias. “Antes de fin de año debemos tener el mapa de todo el país para conocer en qué lugares hay mayor proporción de población susceptible”, señaló.

Suárez Ognio resaltó que en el último estudio de seroprevalencia en Lima Metropolitana se detectó que el 25% de la población ha estado infectado por la COVID-19. “Eso significa que el 75% de la población no tiene anticuerpos, por lo tanto, tenemos tres cuartos de la población en Lima aún susceptible”, comentó.

Mientras no haya vacuna contra la COVID-19 –enfatizó– la única forma de protegerse del virus es adoptando las medidas de bioseguridad del caso.

Vuelos Internacionales

Con respecto al reinicio de los vuelos internacionales, el viceministro de salud señaló que, si un país mantiene actividad pandémica y otro presenta una baja incidencia, tienen que tomarse las medidas correspondientes para evitar una transmisión del virus.

“Se están trabajando en los protocolos de seguridad al tomar pruebas moleculares antes de la salida del país de origen, no servir los alimentos durante el vuelo, usar de mascarilla y protector facial”, concluyó.


La presente nota ha sido elaborada gracias a la información enviada mediante nota de prensa de la oficina de prensa del MINSA.

¿Cómo nos ubicas? No olvides de seguirnos a través de FacebookTwitterYou TubeInstagram y LinkedIn.

Por Cristina Luna

Aprendí hablar en fácil la economía. Me encanta ver como las noticias pueden ser aprovechadas en la vida real.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?