4 ejemplos recientes de la agenda pendiente del Perú

Según indicadores de la CEPAL, los desastres por eventos naturales extremos se están incrementando en los países de Latinoamérica y el Perú no es ajeno a ello: Cifras de INDECI señalan que entre los años 2003 y 2015 se reportaron más de 56 mil emergencias que afectaron a más de 12 millones de habitantes. Al 2021, se estima que 21.9 millones de peruanos vivan en zonas altamente vulnerables a desastres.

A nivel mundial los desastres asociados a la ocurrencia de fenómenos naturales peligrosos han causado, desde comienzos del siglo XX hasta la fecha, pérdidas económicas de más de siete billones de dólares y la muerte de más de ocho millones de personas.

En el Perú, ¿estamos preparados? ¿Somos un país resiliente? Se llama resiliente a la ciudad o país que, al verse afectado por un desastre tienen la capacidad de recuperarse inmediatamente de ocurrida la emergencia. Situación que se ha visto en diversos países como Japón o Estados Unidos pero que difícilmente se ve en el Perú.

En ese sentido, el Colegio de Ingenieros del Perú en el marco del XII Simposio Internacional en Gestión del Riesgo de Desastres que lleva por tema “Reconstrucción hacia ciudades Resilientes”, a realizarse por primera vez en el Perú del 5 al 8 de setiembre, detalla 4 ejemplos de porqué nuestro país tiene una agenda pendiente en el tema de ciudades resilientes:

1. CASO DE PISCO, ICA (2007): El 15 de agosto de este año se cumplieron 11 años de uno de los terremotos más destructivos registrado en el Perú que sucedió en la localidad de Pisco (Ica). Dejó a 434 mil damnificados y 596 personas fallecidas.

En pérdidas materiales, se vieron afectadas más de 52 mil viviendas, varios tramos de la Panamericana Sur quedaron destruidos, puentes desplomados y el colapso de los servicios de agua, luz y teléfono. Al 2018, si bien se ha recuperado parte de las zonas afectas, existen localidades que aún tienen la tarea pendiente de reconstrucción.

2. NIÑO COSTERO (2017): Otro caso similar es lo que ocurrió a inicios del 2017, con el Niño Costero, muchas regiones al norte y sur del país se vieron afectadas por este fenómeno climático que produjo cuantiosas pérdidas humanas y económicas. No obstante, la reconstrucción de dichas ciudades se produce lentamente.

3. HUAYCOS (2017): Según cifras del Instituto de Defensa Civil (INDECI), solo en el 2017 se generaron más de 557 huaycos a nivel nacional, lo cual representa un incremento de 571% en comparación con el año pasado (83 huaycos registrados en el 2016).

En Chosica, Lima, en el 2017, fue una zona muy afectada por estos flujos porque muchas de las viviendas fueron construidas sobre zonas de desfogue de huaycos o laderas de ríos. No obstante, a un año de lo ocurrido, muchas de las viviendas continúan en los mismos lugares.

4. HELADAS Y FRIAJES: Año tras año, miles personas sufren los embates del friaje y bajas temperaturas que se producen en las zonas altoandinas, principalmente en Arequipa, Puno, Cusco, Moquegua y Tacna entre los meses de abril y septiembre.

No obstante, desde hace varios años se afronta el problema de manera reactiva: Se espera a que ocurra para que recién iniciar campañas de recolección de abrigo, alimento, vivienda y cobijo adecuado para las personas y sus animales de corral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s